Por qué triunfan las Empresas Familiares

El triunfo nunca está garantizado, pero la experiencia y el tiempo demuestran que hay medidas que siempre pueden rendir buenos frutos.

“A lo largo de los años hemos tenido la suerte de poder conocer y estudiar varias de las Empresas Familiares más importantes y antiguas de todo el mundo. Nos ha sorprendido la frecuencia con que encontramos unas mismas prácticas y métodos para conseguir el éxito.

Estos modelos de reconocido éxito ofrecen una valiosa lección y una gran ayuda incluso para los negocios familiares más jóvenes o pequeños. El lema de las grandes empresas: centrarse en lo que esperamos que sea el negocio y actuar de manera consecuente. Además, siempre hay mucho que aprender de las experiencias de éxito de los demás. Estas mejores prácticas son:

Empleo selectivo de familiares. Las empresas más veteranas utilizan mecanismos rigurosos para permitir el acceso a un trabajo en la Empresa Familiar sólo a aquellos familiares más cualificados. De esta forma, se mantiene el estímulo para los líderes de más talento –y se evita su marcha- y no se resiente el rendimiento del negocio.

El empleo selectivo también confirma que entrar en el negocio es más una oportunidad que una obligación. Cuando los familiares se sienten obligados a trabajar en él baja su nivel de motivación. Además, refuerza la importancia del mérito en forma de compensaciones y democratiza los ascensos.

Libertad para vender acciones. Los accionistas familiares que se sienten atrapados por el vínculo de propiedad con la empresa pueden convertirse en grandes detractores de la empresa y ser una fuente de desconfianza. A veces se les dice a los miembros de la familia que serían desleales con la familia si ejecutan los privilegios que les concede la propiedad. En un momento dado, esta presión puede provocar una crisis. Idealmente, las familias han de inculcar a sus miembros la idea de que vender sus acciones a la empresa o a otros familiares es una práctica aceptable y recomendable.

Tenga por escrito la misión familiar. Las familias de éxito se mantienen unidas más por los valores sólidos y un objetivo común y no tanto por la propiedad compartida del negocio. En lugar de dejar que el negocio conduzca sus vidas, fomentan el que la propiedad familiar fortalezca y perpetúe los valores familiares esenciales. La misión familiar consiste en mantener estos valores, con o sin el negocio. Algunos de estos valores son la integridad y la confianza mutua.

Planificación abierta y coordinada del patrimonio. A medida que las familias crecen y se hacen más complejas, la planificación conjunta del patrimonio puede resultar una buena herramienta de organización. Cada uno se beneficia del conocimiento del resto. Además, se protege mejor el negocio de una gestión deficiente o poco clara del patrimonio.

Asimismo, la planificación abierta y coordinada del patrimonio refuerza la confianza recíproca de todos los familiares y es un signo de propietarios responsables.

Reuniones de educación familiar. Las familias de éxito se reúnen regularmente para aprender juntos sobre aspectos del negocio, tales como las herencias y la interpretación de los resultados financieros.

Todos invierten en mejorar sus habilidades, muchas veces mediante la contratación de un consultor o con la participación en seminarios. El tema más común es la comunicación familiar y la capacidad de escuchar al otro. También reciben conocimientos sobre resolución de conflictos, patrones de conducta y cómo criar a los hijos en un contexto de tranquilidad económica.

Momentos para el ocio. Las familias más unidas establecen fechas regulares para estar todos juntos y divertirse.

La mayoría de veces se trata de unas vacaciones conjuntas; por ejemplo, en una casa de campo, en la nieve o en una acampada. Para otros, en la costa o un fin de semana en casa con invitados. Sea cual sea la actividad, todo el mundo espera esas fechas y se prohíbe hablar de trabajo.

Sucesión del líder de la familia. Es fundamental saber distinguir entre líder de la empresa y líder de la familia. Ambas tareas son importantes, exigentes, distintas y necesitan de una continuidad.

Al comienzo de la historia de una Empresa Familiar nos encontramos con un padre al que el negocio aún le deja algo de tiempo libre para dedicarse al bienestar de la familia. Este padre da importancia al desarrollo personal de cada miembro de la familia, enseña técnicas de comunicación efectivas y crea o mantiene tradiciones familiares.

Cuando el fundador del negocio y el líder familiar original se retira deja estos papeles sin responsable. Las familias de éxito se aseguran de que existe un sucesor bien preparado para el liderazgo familiar, sea una persona o todo un comité o consejo familiar. La mejor solución es no depender del líder del negocio. Es importante recordarle a la familia que no debe vivir para la empresa.

Riqueza subestimada. Las familias empresariales duraderas y de éxito no presumen de dinero ni de poder, ni lo exhiben. Son conscientes de que el modo de gestionar su dinero sienta un precedente y un modelo para la generación siguiente. Establecen tradiciones de ahorro y donaciones benéficas entre los más jóvenes.

Consejo independiente. La recomendación más frecuente es invitar a formar parte del consejo a directivos exteriores, respetados y objetivos. Los directivos independientes aseguran la existencia de un foro que permite tomar decisiones difíciles con un alto grado de información y cuidado. También aportan la frescura y creatividad necesarias para mantener actualizadas y flexibles las estrategias y la cultura de la compañía.

Deseo de aprender y mejorar. Estas familias se interesan activamente por el mundo de la Empresa Familiar. Leen y debaten los últimos boletines de noticias, libros y artículos al respecto. Como familia, participan en seminarios sobre Empresa Familiar y los familiares visitan y estudian otros negocios familiares de éxito. La familia invita a otras familias de éxito a compartir sus experiencias en reuniones familiares.”

Comparto plenamente estás mejores prácticas planteadas por Craig E. Aronoff y John L. Ward, de mi experiencia en asesoramiento a Empresas Familiares considero que trabajar en desarrollar estas prácticas ayudarían a transcender de generaciones a este tipo de Empresas. Que opinan?

Anuncios

One thought on “Por qué triunfan las Empresas Familiares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s